sábado, 12 de junio de 2010

PLAGAS




Mosca de los frutos Ceratitis capitata
Las larvas de esta mosca, causan la depreciación total de las infrutescencias, dado que desintegran la pulpa provocando su putrefacción. Sobre estas, puede observarse una masa de larvas blanquecinas. Si el ataque en la planta es intenso los frutos caen, si es incipiente y son cosechados, durante la comercialización comienza el proceso de fermentación, con liberación de olor y sabor acético. Los higos también se pueden “agusanar’ por otros Dípteros (moscas), pero son menos frecuentes.
Cochinillas Ceroplastes sp
El ataque fuerte de esta plaga, provoca principalmente la depresión de los árboles. Los tallos y en algunos casos los frutos, se cubren de los escudos protectores de las hembras . Estos insectos secretan sustancias azucaradas y pegajosas que favorecen el desarrollo de fumagina, (hongo saprofítico de eflorescencia oscura que cubre ramas y hojas dificultando la respiración de la planta)
Enfermedades de Cultivo
Podredumbre Radicular
Son varios los hongos que pueden penetrar por raíz, provocando su destrucción y el posterior marchitamiento de la planta. En general, no se llega a producción. Los patógenos responsables son Armillaria mellea y Rosellinia necatrix. En épocas lluviosas Phytophthora sp también puede provocar una podredumbre de cuello y raíces.
Fumagina
Los responsables de esta enfermedad son hongos de los géneros Capnodium y Limacina.. Aparecen cubriendo toda la planta como si fuese hollín, dando un aspecto de deterioro y envejecimiento a la planta y a los frutos. Como ya se ha mencionado, su presencia está asociada al ataque de cochinillas.
Método de control: El tratamiento consiste en pulverizar al final del invierno después de la poda y antes que se hinchen las yemas, con aceite mineral.

Virosis de la Higuera
La planta de higo así como otros Ficus sp son afectados por el “Virus del mosaico de la Higuera Provoca mosaico en las hojas, menor crecimiento vegetativo y manchas coriáceas en el fruto que disminuyen su calidad comercial.
Enfermedades de Pos cosecha
Podredumbre por Alternaria
Causada por Aternaria solani este hongo puede tener su origen en cultivo, provocando daños en las hojas más cercanas al suelo, en las que se observan manchas ocres de forma concéntrica, avanzando hacia el ápice de los árboles. Los frutos presentan manchas deprimidas oscuras, pudiendo avanzar en poscosecha cuando las temperaturas son cercanas a los 10°C, provocando la podredumbre total.

Podredumbre por Rhizopus.
Este hongo Rhizopus Stolonifer, afecta la pulpa del fruto produciendo su descomposición con segregación de un líquido semejante a la melaza. El goteo que se produce a través del ostíolo favorece la diseminación del hongo, manchando las cajas y papeles del envase produciendo un olor agrio típico a vinagre, perjudicando al resto del lote.
Acidosis.
Un variado grupo de levaduras y bacterias son las responsables de esta enfermedad. Generalmente ocurre luego de un ataque de insectos, cuando estos, depositan sobre la pulpa una considerable carga de estos microorganismos. Gracias al medio rico en azúcares en el que se encuentran desarrollan rápidamente, llevando a una producción de olores alcohólicos y acéticos. Se ha observado en envases que no permiten una buena circulación de aire, una mayor incidencia de esta enfermedad.
Podredumbre interna.
Causada por Fusarium moniliforme, se desarrolla en la pulpa de los frutos provocando una podredumbre blanda. La infección ocurre mientras está en la planta y se hace visible en poscosecha.

Podredumbre por Penicillium.
Se presenta en la fruta dañada o sobremadura. El patógeno responsable es Penicillium sp. Provoca la destrucción de las frutas, en las que se observa el desarrollo de un micelio blanco con una fructificación verde azulada. Elimina el lote completo en pocas horas si no se realiza el descarte de los frutos afectados.
Black Spot.
Sthemphyllium sp, es el hongo causal de esta enfermedad que produce manchas oscuras de borde difuso, similares a las de Alternaria, pero más superficiales. A diferencia de esta, solo se desarrolla en los frutos durante la poscosecha y generalmente acompañando otras podredumbres.

Sour rot (Podredumbre Agria).
Goetrichum Candidum es un hongo que provoca en los frutos una podredumbre blanda con destrucción del tejido, desprendimiento de líquido y olor ácido. Suele confundirse con la acidosis antes descripta y también pueden aparecer en forma conjunta.

Defectos. Alteraciones y Fisiopatías
Sobremadurez
Los higos excedidos en madurez resultan indeseables para el consumo. En esta etapa la fermentación de los azúcares afecta al buen sabor de los frutos.
Daño por etileno
El etileno en los higos acelera el ablandamiento, el proceso de madurez y la propensión a las podredumbres.

Daño por atmósfera controlada
Cuando los higos son expuestos a menos de 2% de Oxigeno y más de 25% de dióxido de Carbono desarrollan sabores indeseables, sobre todo si superan las 4 semanas en almacenamiento

Daños mecánicos
Las heridas provocadas por pájaros, insectos, granizo, ruptura de la epidermis por manejo inadecuado en el embalaje, cicatrices por rozamientos y quemadura de sol, no solo desmerecen la calidad del producto, también disminuyen su vida útil porque favorecen el desarrollo de podredumbres.

Ostiolo Abierto
Esta característica propia de algunas variedades (Turkey Brown) favorece el ingreso de microorganismos, provocando rajaduras en la base del fruto y dificultando el almacenamiento por desarrollo de podredumbres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada